No olvides nunca hacer esto cuando abras una lata

Para muchos de nosotros limpiar la casa es la responsabilidad menos agradable y un castigo temible. Muchas veces solo cuando ya no hay espacio limpio y la casa empieza a parecer un campo después de una batalla de dinosaurios, condenadamente empezamos a limpiar. Pero en realidad, mantener la orden en casa es sencillo y rápido si conoces algunos trucos básicos.

Nosotros en Genial.guru buscamos algunos trucos para hacerte la vida más fácil que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada.

Limpia los objetos más sucios del cuarto de baño

Tu cortina vieja para la ducha lucirá como nueva si lavas todas las manchas, incluso los lugares amarillentos y con moho, con una solución que tiene agua oxigenada y agua en proporciones iguales.

Para eliminar microbios de los cepillos de dientes, remójalos durante una hora en vinagre. Luego lávalos bien bajo agua del grifo.

Remoja tus esponjas durante una hora en agua caliente y vinagre en proporción 1:2. Luego lávalas y deja que se sequen.

Para que tu bañera brille

El agua oxigenada ayuda a eliminar manchas amarillentas o sarro. Pulverízala sobre la superficie de tu bañera, deja que haga efecto durante media hora, y luego lávala bien con agua tibia.

Puedes limpiar fácilmente la superficie de tu bañera si le echas bicarbonato de sodio y luego de algunos minutos, le viertes vinagre. Después de esto, solo debes tallar la superficie con un cepillo y lavarla con agua tibia.

Para eliminar las manchas amarillentas te ayudará una solución de ácido cítrico. Pon un sobre de ácido cítrico en polvo en un vaso de agua. Frota esta solución con una esponja en la superficie de tu bañera y déjala durante 20 minutos. Lava con agua tibia.
Otro truco para eliminar el sarro es utilizar una mezcla de vinagre y sal. Mezcla los ingredientes en la proporción 1:1.

Limpia el sanitario

Tu sanitario brillará si para limpiarlo utilizas polvo de mostaza con partes iguales de ácido cítrico y fécula de maíz.

Para limpiar y refrescar el sanitario, puedes preparar unas pastillas limpiadoras por tu cuenta. Tan solo 1-2 “bombas” tiradas al escusado, no solo darán un efecto higiénico sino también un aroma agradable.

Necesitarás:

  • 1 taza de bicarbonato de sodio.
  • 1/4 de taza de ácido cítrico.
  • 1/2 cdta. de vinagre.
  • 1 cda. de agua oxigenada (6%).
  • 15–20 gotas de tu aceite aromático favorito.

Preparación:

Pon el bicarbonato de sodio en un recipiente, agrega el ácido cítrico. En otro recipiente, mezcla el vinagre y el agua oxigenada. Vierte esta mezcla gota por gota en la mezcla seca. Agrega la esencia aromática y con una cuchara forma unas bolitas. Ponlas sobre un papel para hornear y deja que se sequen durante al menos 6 horas. Conserva las “bombas” en un frasco de vidrio tapado.

Limpia las divisiones entre las baldosas del cuarto de baño

Usando una vela de parafina blanca puedes deshacerte del moho, hongos y suciedad que se acumula entre las baldosas. Solo pasa un extremo de la vela por el lugar sucio. Esto permitirá limpiar y proteger las costuras entre las baldosas contra la acumulación de la suciedad.

Pon en un recipiente una cantidad de bicarbonato de sodio. Con un cepillo de dientes viejo humedecido en agua toma un poco de bicarbonato y limpia los lugares sucios. Después de tallar, lava la superficie con agua tibia. ¡Tu baldosa lucirá como nueva!

Mezcla agua tibia con agua oxigenada en la proporción 2:1. Limpia las fisuras entre las baldosas con una esponja o un cepillo. No es necesario lavar la baldosa después de tallarla.

Lava tu baldosa

Toma 15 gramos de ácido cítrico y ponlo en un vaso con agua tibia. Lava los azulejos con esta solución y luego con agua limpia.

Si tus azulejos están demasiado sucios, pulveriza la superficie con vinagre, déjalo ahí durante 10 minutos y, a continuación, lava con agua. Luego pasa un paño de microfibra. Este método no solo lavará tus azulejos sino también los desinfectará.

Limpia la lavadora

Una vez en cuatro meses hay que hacerle limpieza a la lavadora.
Para deshacerte del sarro y la suciedad, pon 60 gramos de ácido cítrico en el compartimiento del detergente. Enciende tu lavadora en un ciclo completo a temperatura máxima.

Prepara esta sencilla y eficiente solución que hará brillar tu lavadora.

Necesitarás:

  • 2 tazas de vinagre.
  • ¼ de taza de bicarbonato de sodio.
  • ¼ de taza de agua.
  • Una esponja.

Procedimiento:

Mezcla en un recipiente agua y bicarbonato. Vierte esta solución en el compartimiento para detergente. Vierte el vinagre en el tambor de la lavadora. Inicia un ciclo de lavado normal. Después de que termine, pasa una esponja por toda la superficie interior de la lavadora. Deja que el tambor se seque con la puertilla abierta.

Lava la estufa

Con una simple goma puedes eliminar grasa de la superficie de tu estufa u otros objetos. Este truco es muy conocido entre los empleados de los servicios de limpieza.

Usando jugo de limón y algunas rodajas, puedes limpiar la estufa engrasada. Exprime el jugo, pasa una rodaja de limón por la superficie de la estufa y deja que repose durante 15 minutos. Luego pasa un paño húmedo.

Limpia el horno

Para limpiar tu horno de grasa y suciedad, utiliza un vaso de amoniaco y un litro de agua. Calienta el horno a 150 grados y apágalo. En la rejilla de abajo pon un recipiente con agua caliente, en la rejilla superior, un recipiente con amoniaco. Cierra la puerta del horno y déjalo así hasta la mañana siguiente.
En la mañana, agrega al recipiente con amoniaco unas cucharaditas de cualquier detergente y media taza de agua tibia. Humedece una esponja en esta solución, pásala por el horno y lávalo con agua.

(aquí pediré que cambien el frasco de amoniaco por algún otro que diga amoniaco en español)

Para que tu horno brille como nuevo, también puedes utilizar vinagre. Aplica una pequeña cantidad sobre la superficie del horno. Ciérralo y deja que repose unas horas. Luego retira la suciedad pequeña con una esponja y talla las manchas más serias con un cepillo. Lava el horno con agua.

Otro truco para limpiar el horno es usar polvo para hornear. Pasa un paño humedecido en agua caliente por el interior del horno, espolvorea con el polvo para hornear, rocía la superficie con agua. Dentro de media hora retira los grumos con un paño húmedo y lava el horno con agua. Este método elimina de manera excelente la grasa de la puerta del horno.

Refresca el colchón

Para refrescar el colchón, utiliza un cepillo para superficies delicadas para tu aspiradora. Sería ideal hacer esto cada vez que cambies tu ropa de cama, pero si lo haces cada tres meses también te será útil.

Para eliminar malos olores, puedes espolvorear bicarbonato de sodio sobre tu colchón, dejarlo ahí durante media hora y luego aspirar la superficie.

Para eliminar manchas del colchón, usa una solución de agua oxigenada y líquido para lavar los trastos en la proporción 2:1.

Quita las manchas de tus alfombras

Eliminar manchas de café o té de una alfombra es muy sencillo usando una cucharada de glicerina disuelta en un litro de agua fría.

Si quieres eliminar manchas de cerveza o vino, aplica en la superficie de tu alfombra una solución de agua tibia con una pequeña cantidad de detergente en polvo. Luego lava este lugar con agua tibia y vinagre en la proporción 1 cucharada de vinagre en 0,5 litros de agua.

Elimina manchas de telas

Elimina las manchas de pinturas de aceite de las telas con una mezcla de gasolina, acetona y aguarrás en partes iguales.

Eliminar manchas frescas de tinta es fácil usando leche.

Para eliminar manchas de hierba, utiliza una solución de sal: una cucharadita de sal en un vaso de agua.

Fuente Material de, meclean, homeandfamily
Traducción y adaptación Genial.guru, Portada, shutterstock